sábado, 14 de diciembre de 2013

CINCO AÑOS DE ESTE BLOG: OTRA ETAPA QUE CONCLUYE


Cuando en el año 2009 comencé, con fuerte impulso este "blog", dentro de mi se agitaban muchas cosas desde la base subyacente de la espiritualidad: la conspiración mundial, que me abrumaba, el tema extraterrestre concretado en Montserrat y la "meta del contacto", los seres de luz de esta zona magnética y mágica por donde transcurre esta existencia mía, los anhelos de constituir un verdadero "circulo de luz" con personas dispuestas y resueltas, realmente un equipo espiritual práctico y con capacidad para colaborar decididamente con el despertar consciencial de la humanidad, también con las transformaciones vibracionales y energéticas del planeta avanzando hacia el mítico 2012, y sin olvidar ni un solo momento, el despertar individual propio y de cada uno de los componentes, que tenia que ir aparejado y compensado con los trabajos de grupo.  En conjunto todo ello hacia que sintiese dentro de mi un fuerte estímulo por hacer progresar este sentido "proyecto consciente".  
Estaba realizando tantas fotografías en aquél entonces, de avistamientos OVNI y naves desconocidas en cualquier paraje del Macizo de Montserrat,  que estuve convencido que se trataba de una verdadera "concesión" de sus tripulantes, hacia el esfuerzo que intentábamos realizar, para despertar y clarificar muchos de aquellos enigmas que se entrelazaban  con la rica tradición espiritual y esotérica del "Montserrat Interno" o del "Espíritu", el del simbólico  Santo Grial y de los Caballeros Templarios que lo custodian, así como de aquél Santuario Gnóstico situado en una concreta y secreta región astral de la multidimensional Montaña Sagrada.  Para mi esta era -y sigue siendo- la "verdadera fuerza de Montserrat" de este "prana" que todas las almas sensibles captan solo con pasear por esta zona prodigiosa y majestuosa.

                                                                                 




   Lo cierto -y eso es lo que demuestra el día a día de la vida práctica-, ahora, cuando estoy haciendo esta reflexión a finales del año 2013, es que "todo el mundo está haciendo su propio camino".
Los caminos, a veces, pueden converger y hacer que nos juntemos diversas personas, para realizar tramos más o menos largos, en unas sincronías temporales que, más adelante podrán de nuevo divergir. Des de esta perspectiva, cuando observo por encima estos cinco años, eso es lo que veo: Nos hemos conocido una disparidad de personas, atraídas o afines -más o menos- al proyecto planteado, que también se ha ido modelando con una serie de transformaciones que lo han alejando progresivamente de la idea inicial, al ritmo que marcaba cada momento, hasta llegar a la actualidad.  Esos altos y bajos, creo que se han ido reflejando en las crónicas y reflexiones de estos cinco años de "MONTSERRAT HACIA LA OTRA DENSIDAD",  donde cada vez  he optado por tratar menos o nada,  el tema de la "conspiración mundial" (ya lo bastante trillado) o incluso el tema "extraterrestre"  porqué la explicación al mismo la llevamos todos en nuestro interior, puesto que también hemos venido de otros ámbitos dimensionales estelares a explorar la materia tridimensional de este mundo que nos sostiene amorosamente...

                                                                                   
                                                       
En cambio si he ido tratando más los temas de "auto-conocimiento", "transformación psicológica", "Despertar de la Consciencia" y "Meditación" por ser herramientas mucho más personales y prácticas para laborar.    He aprendido -y estoy aprendiendo aun-, no sin esfuerzo, que he de fluir al margen de toda expectativa y que toda transformación se producirá en la medida en que yo me transforme.  Como dice el eslogan del "pensamiento positivo": Cuando yo cambio el mundo cambia...
Agradezco la aceptación que ha tenido este "blog" así como a los muchísimos seguidores del mismo, pues también me ha dado bastante estímulo y coraje ver todas las latitudes de procedencia de tantos y tantas de vosotros que de manera constante entrabais al Blog para leer lo vertido en él:  Todos estos temas que tanto nos interesan a todos.¡Muchísimas Gracias!
Tengo que decir que seguiré escribiendo sobre estos temas en tanto que fluya en mi la inspiración y la intuición, aunque eso si,  va a ser desde un nuevo Blog específico titulado "CONSCIENCIA D'ANIMA VERS LA LLUM  http://conscienciadanima.blogspot.com.es/  allí nos seguiremos encontrando si vibráis en esta sintonia,  allí encontraréis el traductor automático que os pasará todos los textos al castellano, puesto que el nuevo Blog está en catalán,  tenéis mi correo electrónico: manueluistatje@hotmail.com y por supuesto quedo abierto a todas vuestras sugerencias y/o comentarios. AUM. OM SHANTI, NAMASTÉ, OM MANI PADME HUM. ¡HASTA SIEMPRE!

                                                                            

                                    
                          NAVE SEMI DESMATERIALIZADA EN EL ESPACIO SAGRADO
                          DEL MACIZO DE MONTSERRAT - (2009-2010) IOM

                                    

                                                                                     

viernes, 22 de noviembre de 2013

HORAS ANTES DEL ALBA: CONSCIENCIA DE ALMA


Soltarte y fluir en la quieta y calmada madrugada, horas antes de la salida del Sol es abrazar el Silencio en su estado más puro, penetrar en su honda vibración y sentirte Él mismo con toda la Consciencia del Alma, que es una Integridad del Ser Interno.   Así la mente permanece serena y en completo reposo, donde los únicos pensamientos que fluctúan son de entera plenitud, vitales, de paz y serenidad, precisamente por ser del Alma y llevar de ella su luz original e intrínseca.   Nada iguala esos instantes tan sorprendentemente mágicos y silentes.  Se afirma el reencuentro o conexión con la propia Alma.   El rayo potente y vibrante de este instante sagrado, es la frecuencia que llena, que hace seguir en ese continuo el  estado de consciencia, para retomar y afrontar la vida diaria con todas sus situaciones y retos, con la increíble alegría del agradecimiento, por ser y estar vivo en la Vida y acompañado del Alma más luminosa y cercana, esta Alma que por estar tan cerca, uno no sabe ver desde los espejismos egocéntricos.  Aquella Alma que es, con toda seguridad, un maestro para el propio camino. 

                                                                                        

La "meditación" es la herramienta básica para llegar a fluir en la "consciencia de alma" que, en realidad, es el estado en que ya no se olvida más lo que somos:"Almas experimentando en cuerpos físicos", se abandona el concepto de que "el cuerpo lo es todo" y, poco a poco, uno abraza la "intima recordación de ser".  Si se fluye realmente en ese estado, el "ego subjetivo" tiene bien poco a influenciar o manipular. No quiere decir eso que se haya eliminado "de raíz", pero será tan débil que no tendremos más que sonreir ante alguna pequeña aparición suya.  Explicado así puede resultar sencillo de entender, sin embargo hay que vivirlo con voluntad y constancia, amor al silencio, paz y serenidad, viviendo el presente día tras día con auto-compromiso. 
La "consciencia de alma" es el estado según el cual uno se "reconoce como alma" reconociendo a su vez, que todos nuestros semejantes lo son, experimentando y conviviendo en este maravilloso Planeta.  
Entonces, la "consciencia de ego o de cuerpo" (en manos de quién hemos estado tanto tiempo) queda pues situada en el ámbito que realmente le corresponde y no se "confunde" más con el Alma Inmortal que verdaderamente es y somos cada uno.

                                                                                   

Cuando veo a todos los seres humanos que me rodean como almas puras y luminosas, con las que convivo y comparto, las actitudes, las acciones, las intenciones se "modifican de manera consciente".  Los deseos y las reacciones (tan propios del ego subjetivo) remiten progresivamente y en su lugar se instala la asertividad, el agradecimiento, la aceptación, la humildad, el amor sin condiciones.   Todo en la existencia humana toma una nueva perspectiva basada en esta consciencia profunda de alma, en esta espiritualidad innata en toda persona humana.   Cuando esta espiritualidad despierta (y ahora es un momento de gran despertar) el entorno inmediato de la persona "cambia", y en definitiva, el mundo va incrementando este "despertar" con cada persona que "se hace consciente de si", que recupera el "recuerdo de si", que aprende a desarrollar las "cualidades del alma"  y  los verdaderos poderes que todo ser humano tiene aplicándolos desde la Consciencia.
La experiencia de la "meditación" es el camino real y objetivo para descubrir todo el potencial interior del ser humano, del Alma, del Ser Interno, la conexión con la FUENTE, con la Divinidad, para recuperar esos estados de quietud y paz, de serenidad y equilibrio, de amor y respeto por toda la VIDA que nos envuelve, y que determina con consciencia y equilibrio, toda la parte externa de la Vida, ese día a día que sin el pósito de la "meditación interior", no tiene un rumbo firme ni un equilibrio permanente.

                                                                                   

Desconectar con todo lo exterior, meditando, permite al practicante paciente y constante, alcanzar la "Consciencia de Alma", "el punto de luz" que se sitúa en mitad de la frente, en el "tercer ojo" y re-descubrirse a esta  realidad trascendente que, de mucho, supera esta "realidad ilusoria"  del mundo material donde experimentamos.   Es ir más allá del cuerpo físico material, en total abstracción de él, y situarnos fuera del tiempo, en nuestra verdadera identidad de alma incorpórea, de cuerpo muy sutil.   Es recuperar muy vivamente aquello que realmente uno es, aunque sea de forma tangencial, pues después tendremos que regresar al "campo de la acción", es decir, el cuerpo de carne y hueso, para seguir experimentando en la vida física. 
Lo importante es que la "intima recordación de ser", la "consciencia de alma" impregne el Corazón y la Mente del practicante configurando ese estado de consciencia lúcida propio del Hombre Despierto y Consciente*

                                                                              

viernes, 8 de noviembre de 2013

EL PODER DE SER ECUÁNIMES


En un mundo de "reacciones" es imposible la "ecuanimidad espiritual" entendida objetivamente más allá de las definiciones del diccionario.  Cuando uno "reacciona", la reacción por sistema, es un acto inconsciente y mecánico, por ser de una identificación automática, no reflexionada con la mente serena y consciente sino con la mente "egocéntrica" e incontrolada, que denota en si misma ignorancia y desconocimiento.  Una mente así no puede conocer la ecuanimidad.  Pero ¿qué es la ecuanimidad? ¿Qué es ser ecuánimes? El diccionario se limita a señalar "imparcialidad", "neutralidad" que, si bien puede ser eso, desde la espiritualidad y la consciencia, es una cualidad sumamente más profunda y objetiva en su plena acepción. 
Para actuar con ecuanimidad es necesario vivir el presente, es condición indispensable, vivir en un máximo de consciencia en el aquí y ahora, de manera constante y continua, sin proyecciones al futuro ni al pasado, vivir el ahora con todo lo que da de si, ¡que es tanto!
Dentro del universo de este "ahora", de este "presente", tenemos que hacernos prácticos en la "consciencia de aceptación", es decir, la "aceptación" de toda circunstancia que nos llegue, pues esto nos capacita y nos valida, para no precipitarnos, para no "reaccionar" de manera mecánica y automática, sino todo contrario, ser muy reflexivos para afrontar "correctamente" la situación que se presente, sin que eso suponga un altibajo emocional y psicológico, como sucede frecuentemente, cuando funcionamos a través de las reacciones mecánicas, sin la intervención de la parte "más despierta" de nuestra consciencia,  que se estimula, activa y crece cuando vivimos el ahora y aquí. 

                                                                                     

Si cualquier circunstancia o eventualidad la recibimos con ecuanimidad, es decir, sin resistencia, con aceptación, sin etiquetas ni juicios, en plena consciencia del presente,  estamos creando la atmósfera más propicia para comprenderla de la forma más equilibrada posible, lo que conllevará una solución (si hace falta) del mismo calibre. A la vez, este "estado de ecuanimidad" es lo que nos preserva del típico dolor que trae consigo una identificación mecánica y descontrolada, o un estado de desesperación que anula el entendimiento, o aquello que comunmente se llama "estado nervioso" que nos puede hacer cometer una respuesta más desequilibrada aun, etc. 
Ser ecuánimes comporta también que ante la circunstancia o eventualidad que súbitamente se presenta, recordemos nuestra "consciencia de alma", que nos da la pauta de serenidad y el poder de afrontar aquello que la vida nos pone por delante en prueba y crecimiento, de forma efectiva y centrada.  

                                                                                  

La ecuanimidad es mucho más que una simple actitud, es mucho más profunda y denota la madurez interior de quién la ejerce con naturalidad.  No es cuestión sencilla cuando no estamos entrenados, cuando no hay un trabajo continuado de auto-observación momento a momento de cada instante presente, cuando quién irrumpe en determinadas circunstancias en nuestra vida, es aun, el "egocentrismo": que nos puede dar terribles instantes de ira, de orgullo, de envidia o codicia, etc., con todas sus ramificaciones y pluralidades, que se apoderan de la mente y condicionan grados de inconsciencia conductual que hacen pedazos cualquier anhelo de espiritualidad...
La ecuanimidad es otra de las muchas joyas que atesora el Alma humana, que solo nos llegan plenamente cuando somos conscientes y aprendemos a neutralizar, minimizar e incluso eliminar este "egocentrismo" que ha dominado por milenios la vida y las conductas humanas, en detrimento del Alma, del Espíritu, del Ser Interno, del Padre-Madre,  de Lo que somos verdaderamente "aunque" estemos experimentando en un cuerpo o vehículo físico, perfecto y finito, la materia densa de este mundo físico tridimensional que tanto nos  ha limitado y alucinado con respecto a quien somos verdaderamente...
Con todo, el nuevo paradigma que ya se está gestando habrá superado con creces,  todo rastro de "egocentrismo" y el ser humano no tendrá que esforzarse para "saber o recordar" quién es y tendrá completa consciencia del Alma, del Espíritu que es,  y de la conexión con la Gran Fuente Cósmica*

                                                                             

                                                                                    

jueves, 24 de octubre de 2013

EL SILENCIO INTERIOR


El estado de la mente ruidosa, desordenada, mecánica e inconsciente, hace que el ser humano se mantenga siempre en la superficie de si mismo, en la periferia, lejos de re-conectarse con su mundo interior, con su identidad real anímica y espiritual.  Es el estado común de soñolencia del ser humano que desemboca en el típico hipnotismo colectivo, en virtud del cual los pensamientos, las acciones, las actitudes y los comportamientos, generan la realidad engañosa que conocemos, revistiéndola al mismo tiempo, de una "normalidad social" comunmente "aceptada" por todos dentro de este mundo material y dual de los cinco sentidos.  La cuestión es que la mente, en ese estado, no piensa ni reflexiona libremente, sino que funciona de manera totalmente condicionada por este mundo material que la presiona con toda clase de estímulos:  de aquí vienen las reacciones, los impulsos inconscientes o mecánicos porque la mente "no sabe" o "no está en condiciones" para poder actuar de una forma más pausada, tranquila y libre.  El estado de la mente ruidosa es el del consumismo exacerbado y todo aquello que entra por los cinco sentidos sin orden ni concierto. El estado de la mente ruidosa es permanentemente externo a la persona humana, está controlado por el ego plural y subjetivo, y todo lo que entra desde fuera.  Desde ese estado se produce un exagerado dispendio de energía física y psíquica, mucho más allá de la estrictamente necesaria a invertir en este mundo tridimensional para cualquier pensamiento o acción,  lo cual conduce con frecuéncia a la aparición de enfermedades diversas y a un sensible acortamiento de la vida física corpórea. 

                                                                                     



El estado de la mente ruidosa, si uno no lo remedia, relentiza y obstaculiza el despertar consciencial por tiempo indefinido, y ese estado, que también produce mucho dolor, se alargará en tanto el individuo en cuestión, no sepa comprender el proceso en el que se encuentra y active sus cualidades anímicas (todo el mundo las tiene) o del Alma para retomar las riendas del propio vehículo físico, serene su mente, y en paz, quietud y silencio, fluya a través del eterno instante presente, en un nuevo día a día en este mundo físico.
El "Silencio Interior" es pues básico para serenar una mente ruidosa, sin calma y para retornar a la fluidez del instante, a la serenidad de la consciencia, al reencuentro interior para descubrir nuevamente lo que verdaderamente somos, para discernir lo que realmente proviene del Ser Interno de todo lo que es "ego plural" o "egocentrismo" y para mantener conscientemente el contacto con el Alma y el Espíritu que somos.  A través del "Silencio Interior" podemos llegar al conocimiento de nuestro interior más puro y divino, a fluir en Paz, Amor y Compasión por dentro y por fuera y de dentro para fuera, reflejarlo a nuestros semejantes como un espejo luminoso en su propio despertar consciencial.    El "Silencio"  que aquí se menciona, no es un silencio de temor, soledad o aislamiento, es al contrario, "Silencio Interior" cálido, que nos acerca a nuestro real origen, a la nítida confianza del Padre-Madre, a una rememoración potente del estado de Intima Recordación del Ser, que nos tiene que acompañar conscientemente en cada instante presente de la Vida.

                                                                                       

Sin experimentar este "Silencio" el camino interior seria inalcanzable,  y eso sólo se comprende desde la práctica de la Meditación, no solo desde el razonamiento intelectual. El "Silencio Interior" es un pilar fundamental para el auto-conocimiento de si y el "Despertar de la Consciencia".  El "Silencio Interior" no fluye solo de la meditación quieta y estática, como la propia meditación, el "Silencio" se puede practicar en cualquier lugar donde uno se encuentre (el metro, el autobús...), auto-controlando el ruido mental del que "saltan" un altísimo porcentaje de pensamientos y palabras "inútiles y vacías", que se dejan ir por mera inercia mecánica, por ignorancia o por costumbre, en cualquier escenario de la vida cotidiana.  Por grande que sea el estrépito del entorno, podemos estar mentalmente calmados y estar en pleno "silencio interno", sea donde sea, que uno se encuentre viviendo el instante presente con fluidez y consciencia.  Este es el estado que permite pensar y calibrar positiva y objetivamente, si aquello que hemos estado a punto de "soltar" en forma de palabras, es conveniente decirlo o no, si tendrá repercusiones negativas para alguien o si lo perjudicará especialmente, si es mejor "callar" por el bien de todos, dado, además, que aquello negativo que podemos mandar a otros, siempre tiene efecto "bumerang", y acabará también perjudicándonos a nosotros mismos.
Pensar con serenidad y calibrar bien todo lo que pensamos y decimos, lo genera el "silencio interior".  Si falta este "silencio", este control sereno es "inexistente" y palabras y pensamientos se generan sin orden ni concierto.
El mundo actual, en buena parte, es el resultado de la "falta de Silencio Interno", y eso aun siendo este, inherente al Alma, al Espíritu, es decir, intrínsecamente natural y propio,  mucho más que el "ego plural", que se generó a través del olvido de "quienes somos" y que se caracteriza por su insaciabilidad desequilibrada, que si tuvo alguna "utilidad" en el pasado (en las pasadas existencias humanas), hoy ante la expansión indiscutible de la Consciencia, el "ego" se ha tornado obsoleto, porque impide el fluir a la Consciencia, hacia elevadas cotas dimensionales y cósmicas, con la esclavitud de su materialidad a través de los cinco sentidos del cuerpo físico. 
El "nuevo paradigma" es el Alma, el Espíritu,  la interconexión de todos los seres humanos con la FUENTE UNIVERSAL,  el AMOR INCONDICIONAL, la recuperación  plena de la CONSCIENCIA, y el no olvido  jamás de QUIENES SOMOS, DE DONDE VENIMOS, A DONDE VAMOS:  La MEDITACIÓN y el SILENCIO son el camino...

                                                                                       

viernes, 11 de octubre de 2013

LIBERTAD Y CONSCIENCIA

                                    Volar y ser Libre Conscientemente

La "Libertad" es ausencia de miedo, la "Libertad" es un fluido muy natural de la consciencia, como lo es también la "Felicidad", la "Libertad" es fluir en la Vida y con la Vida, conscientes del "Ahora", única medida real y objetiva de eso, a lo que nos hemos acostumbrado a llamar "paso del tiempo".  Desde mi juventud, recuerdo una frase inspirada, que a algunos les resultaba extraña: "no es el tiempo el que pasa, somos nosotros los que pasamos", y ahora añado:  En el transcurso de un Eterno Ahora, inmutable y continuo, que la ilusión de este mundo "dual" nos "lleva" a dividir en un "pasado" y en un "futuro" que, en realidad jamás aportan nada objetivo, dado que absolutamente todo se realiza y sucede en la única "clave permanente y abierta que es el "Ahora".    El "pasado" es el reino virtual de los recuerdos, y el "futuro" es el reino virtual de lo que está por venir, pero los dos no se "ubican" en ningún lugar y son impenetrables, nadie puede "intervenir" en ellos porqué son "ilusiones mentales" que, como mucho, nos pueden hacer soñar con el reino de la "nostalgia", pero soñar, al fin y al cabo: ni ser, ni estar, ni hacer, ni fluir: todo ha sido, es y será dentro del Instante Continuo llamado AHORA, el tiempo real y permanente, en donde objetivamente siempre estamos,  a pesar de la "ilusión holográfica" del mundo dual,  de la  ensoñación de la inconsciencia, a pesar de la propia personalidad humana, basada en el "ego subjetivo" y sus engañosas peculiaridades y excesos.  
                                                                                       
                                     Somos Almas Luminosas e Inmortales

 Lo cierto es que para ser verdaderamente "libres" necesitamos "ser conscientes".  Para ser "conscientes" nos hace falta practicar profunda y objetivamente  el "carpe diem", vivir el Instante, vivir el Aquí y Ahora, de Momento en Momento, como si cada Momento fuese "el último que viviremos".  En cada momento hay contenida toda la Sabiduría del Universo y toda la Eternidad...  Actuar en "consciencia" y "desde la consciencia" implica la ausencia de miedo, de error, fluidez de pensamientos luminosos, constructivos, evolutivos, de Amor.       La ausencia del "ego subjetivo o de la personalidad humana" significa "plenitud de consciencia", recuperar plenamente  "el recuerdo identitario original":  que somos seres de luz, almas inmortales utilizando cuerpos físicos para experimentar en "3D".  Es así que llegamos a ser libres en este mundo físico, una vez extraídas las "capas egoicas" que, como en una cebolla liberan el Alma, el Ser Interno, que somos todos y cada uno, enlazados, conectados a la Divinidad, la Fuente Máxima de la que provenimos.  No hay otra "Libertad" que esta. Cualquier otra cosa es una "ilusión", un "sueño" engañoso, como tantos otros, que surgen en la "dualidad" que reina en este mundo tridimensional. 
                                 El Alma nunca está sola...                
                                                                                                                                                                   
La "ilusión del paso del tiempo" tan solo es aplicable refiriéndose a este mundo físico de tres dimensiones, al cuerpo físico, asociado a un desgaste progresivo o vejez, (muy angustiante cuando se tienen creencias como que el cuerpo físico "lo es todo" y que cuando muere "finaliza la Vida" o cuando se cree en "infiernos de castigo y sufrimiento" al abandonar el cuerpo físico o morir).   No hay más "juez" entre etapas existenciales que la propia "consciencia", ni más "purificación" (que no castigo), que la propia enmienda en cada etapa existencial.  La "ilusión del paso del tiempo" afecta al "vehículo físico": no a su conductor, el Alma.  Esta, como "conductor" conoce esta "eventualidad del mundo físico" y si "pierde" (muere) su vehículo, conoce los procesos subsiguientes que conocemos como "post mortem".       Si la muerte es "lúcida", es decir "consciente" el Alma luminosa no se siente confundida e inmediatamente sabe "donde va y que le espera".     Si la muerte "no es lúcida", es decir, "no consciente", el Alma puede sentirse confundida entre los "sanskares" o "cuentas kármicas" de la etapa recientemente concluida, pudiendo demorarse un tiempo o preparar de inmediato su retorno al mundo físico en un nuevo cuerpo y etapa existencial.     De todas maneras, el Alma nunca está "sola" en el momento de tomar una decisión importante para su crecimiento y evolución continua. Especiales Entidades dedicadas a ello, le harán costado y la orientarán a salir de este trance, si fuera el caso. 
Todo indica pues, la importancia que tiene el hecho trascendental  de "despertar consciencia". Si vivimos la Vida conscientes, el tránsito de la llamada "muerte", también lo será. Esta "lucidez" es el indicativo, en el mundo físico y en la otra densidad, en la que irremisiblemente, tenemos que estar: bien de retorno al "hogar cósmico de origen" o sencillamente, de paso "entre vidas".
La "verdadera Libertat" está en "ser conscientes" y ser "conscientes" implica vivir en el "eterno y único instante presente", recordando en todo momento, nuestra auténtica identidad de Almas Inmortales, lo que real y objetivamente somos, de donde venimos, a donde vamos, que hemos estado viviendo y experimentando hasta ahora y en el transcurso de miles y miles de etapas existenciales, en donde hemos "jugado todos los roles imaginables" (¿recordáis el post pasado?) y que necesitábamos para crecer, y que nos "invalidan para juzgar a nadie" porque todos, en alguna etapa pasada, hemos protagonizado el "papel de aquél a quién queremos juzgar"...*

                                                                              
          De regreso al Hogar Cósmico de Origen, o de paso, entre vidas...

jueves, 3 de octubre de 2013

¡GRACIAS, EMILIO CARRILLO, POR DAR TODO LO QUE ESTAS DANDO!

      " DIOS ES YO; Y YO SOY DIOS PRECISAMENTE CUANDO CESO DE SER YO "   

El sábado 28 de Agosto pasado tuvimos la oportunidad en un Auditorio Axa de la barcelonesa Illa Diagonal, completamente abarrotado, la esperada Conferencia de este hermano tan especial que es Emilio Carrillo, de Sevilla, un verdadero suceso para el mundo espiritual y renovador de estos últimos años, por su pedagogía clara y directa, que tiene la extraordinaria virtud de llegar, en todas partes a donde se le requiere, a los corazones más anhelantes, sensibles e inquietos, a todos los sinceros buscadores conscienciales del "nuevo paradigma".   Emilio es un hombre sencillo que, sobretodo "predica con el ejemplo", y más aun, desde que tuvo una vivencia interior muy profunda, a partir de la cual,  se afianzó más y más  en su fluir en Paz y Amor, en plena auto-entrega con este mensaje que alcanza hoy a tantas consciencias en su despertar interior. Ya  antes del 2011 comenzó a dar Conferencias y Talleres, no solo en Sevilla, donde vive, sino también en todo el Estado llegando también a Catalunya, básicamente en Lleida y Barcelona, en donde tanto se le quiere y respeta. Un hombre sencillo, como digo, que ha escogido la Bandera Blanca de la Pureza y la Rendición, como humilde estandarte en su infatigable ruta.   
 Me encontré con sus conferencias en "youtube" hace ya unos años y confieso que la sintonia con sus reflexiones fue instantánea, y realmente ha sido y es para mi, un referente que tengo siempre muy cerca del Corazón, ya sea a través de sus libros o de sus palabras escritas o sonoras, siempre con nuevos y más enriquecedores matices y para ser escuchadas y meditadas repetidas veces.
Esta reciente conferencia en el Auditorio Axa, fue práctica e integramente referida a su último libro titulado "DIOS",  la Fuente, la Energia, el Padre-Madre, Alá, (llámesele con el nombre que se quiera dar) el drama principal es que lo "buscamos fuera de nosotros mismos", como muchos otros aspectos de nuestra vida, por la falta de conocimiento de nuestra auténtica identidad interior, la que verdaderamente nos conecta con la Fuente, por la que somos la Fuente misma, cuando nuestra "personalidad humana" (deja de ser yo): "Dios es yo; y yo soy Dios precisamente cuando ceso de ser yo".

                                                                                    

El libro, pues, se estructura en forma de diálogo pregunta-respuesta, muy minucioso y ameno,  como es el estilo de Emilio, cuando responde, por ejemplo, en el primer capítulo a la pregunta que le hace el entrevistador, muy clara, directa y concisa: "¿Eres creyente? Y el responde tranquilamente: "No",  y en la siguiente pregunta:"¿Existe Dios? Respondiendo él igualmente: "No".  Respuestas que dejan "perplejo" al entrevistador. Seguid vosotros y vosotras leyendo este libro que, me permito recomendar a todo el mundo sin excepción.    Cabe decir que la "introducción" del libro la escribe Nagual, Chamán de los Anu-Kui-Ghanos de Wiñaymarca quién es gran amigo de Emilio.  También el "Prólogo" está formado por dos poemas: uno titulado "¿Por qué el Humano en la Tierra?, de José Luís González Cáceres, poeta y presidente de la Institución Literária Noches de Baratillo; y otro que toma por base la conocida oración del "Padre Nuestro"  y la adorna con más reflexiones espirituales y poéticas, cuya autora es Concha Redondo Tarodo, Coordinadora de los "Encuentros entre Buscadores" del Círculo Sierpes, Entidad sevillana con la que Emilio colabora habitualmente. 
Las tres horas de Conferencia estuvieron presididas, en todo momento, por una energía y una vibración extraordinarias, que flotaban amorosamente por todo el ambiente.  Emílio no quiso aplausos y en cambio pidió a los asistentes el abrazo fraterno de todos, y él mismo saltó a butacas para abrazar a las cientos y cientos de personas, que querían mostrar así su agradecimiento, la intensa conexión habida, el mensaje recibido con su presencia y sus palabras.

La organización impecable del acto fue a cargo del equipo de AKOKO de Barcelona:
AKOKO  http://akokobcnterapiasytalleres.blogspot.com.es/

También hizo su presentación la ONG CANVI , que tuvo un donativo obtenido de la recaudación del acto:  http://www.canvi.org/newsletter/
                                                                                    
                TUVE TAMBIÉN LA OPORTUNIDAD DE ABRAZARLO Y POSAR JUNTO A ÉL EN ESTA IMAGEN

Acabo este resumen con unos parágrafos de la parte final del libro:

"VIVIR  VIVIENDO"
"Por tanto libre ya de toda carga y sin las cadenas del "debo de" y "tengo que", goza como un "Niño" en el "Vivir Viviendo".
"Vivir Viviendo". En el Aquí y Ahora, de instante en instante, y centrado en tu "verdadero ser" y "naturaleza esencial" y divinal, que bien sabes ya que son los de todos y Todo.
"Vivir Viviendo". Con Confianza en la Providencia y en la Vida y en continua Frecuencia de Amor.
"Vivir Viviendo". Ejercitando de manera natural y espontánea tus dones y talentos -cada cual cuenta con los suyos- ante los hechos, sucesos y acontecimientos que la propia Vida -no la programación mental ni la búsqueda de bienestar- vaya poniéndote por delante.
"Vivir Viviendo". Colocando en tu día a día espacios de Silencio y ocasiones para conectar con  la Quietud que atesoras en tu interior divino y eterno.  Podrás salir así de la Matrix, donde tantas preguntas, tareas y diatribas mentales bullen y atan.  Instálate en esa Quietud, hasta integrarte en la No-Identidad y volcarte en lo que realmente Eres y Es: No-Ser.
Y, a partir de ahí, vuelve a la Matrix y sal y entra en ella cuanto quieras: ¡juega a Crear! como el "Niño" que Eres y con su entusiasmo ("Dios en ti").  Y la identidad con la que en la Matrix te percibes, asúmela como lo que es: un holograma, mera ilusión o ensoñación.  Y despliégala en un Movimiento que sea el resplandor de la Quietud.  Lo que significa disfrutar de una Vida Sencilla y Alegre y libre de vanidad y miedos.

El libro de Emilio Carrillo titulado "DIOS" está editado por 
Editorial Nous - nous@editorialnous.com

lunes, 30 de septiembre de 2013

ALMAS INMORTALES EN CUERPOS FISICOS PERECEDEROS: LO QUE SOMOS...


Uno de los aspectos más importantes de la espiritualidad, es darnos cuenta de que "no somos cuerpos físicos dotados de una alma", sino justo al revés: somos almas que utilizamos cuerpos físicos para experimentar y crecer en este mundo tridimensional.  Lo principal en nosotros es el Alma (pues somos almas), que es la que da Vida al cuerpo físico que le sirve en cada una de las etapas existenciales, en este ámbito físico en donde se ha comprometido a seguir creciendo.  El Alma es la conductora del cuerpo físico, de manera "solo parecida" a como se conduce un automóvil -sin ser el propio automóvil- sino quien lo conduce.  
Cuando salimos del ámbito físico de tres dimensiones "ya no necesitamos el cuerpo físico", el cual dejamos "aparcado" en la cama, en donde regenera su energía de las actividades que le hemos dado.  Este proceso es permanente y natural en todos los seres humanos pues, en el transcurso del descanso nocturno salimos del cuerpo físico como almas que somos.  Todo el mundo puede tener esta vivencia en forma consciente.  Es lo que llamamos "sueños", cuando apenas recordamos o con muy poca lucidez los lugares que hemos visitado como almas.  A medida que despertamos consciencialmente  el recuerdo se va tornando nítido y sabemos que hemos estado experimentando en otros ámbitos dimensionales, algunos lo recuerdan con detalle. Es lo que se llama "viaje astral"  del que tanto se ha hablado y que todo el mundo realiza con más o menos consciencia.  Y no tiene peligro alguno, ya que es un funcionalismo muy natural de todas las almas que, en este mundo experimentan y crecen en cuerpos físicos de una complejidad maravillosa. 

                                                                                


El Alma es inmortal y ha venido del cosmos con muchas experiencias y conocimientos, y ahora, está experimentando en el planeta Tierra, en el mundo físico de tres dimensiones, a lo largo de todo un ciclo completo tal y como lo decidió en su momento, y en forma lúcida y consciente.  En contrapartida, lo que es "perecedero" dentro del tiempo dual en que nos movemos, es el cuerpo físico  que, como se sabe nace, crece, madura y muere en un lapso de tiempo, más o menos flexible, dependiendo de las diversas circunstancias de consciencia y vida, para llegar a la "fecha de caducidad" antes o después.  Entre la muerte física y el próximo nacimiento, también conocido como "espacio entre vidas" , el Alma recapitula y se prepara -si es el caso- para un nuevo retorno al mundo físico. 
El Alma tiene cualidades maravillosas y eternas, que ha "tapado" la propia densidad física de este ámbito, unida a los desequilibrios humanos que eso ha comportado, así como la acumulación de "conflictos no resueltos" (que con frecuencia quedan de una vida para otra) dentro de las diferentes y multiples etapas existenciales, las cuales nos corresponsabilizan a todos sin excepción.   Hasta el extremo que una gran mayoría de seres humanos ha olvidado su verdadera identidad como almas inmortales, a cambio de una identificación total con el cuerpo físico perecedero y con la propia dimensión física, desembocando en el mundo de las "creencias" y por tanto llegando a creer que el "cuerpo físico" es literalmente "todo" y que no existe "nada más".
Toda esta "identificación", todo este camino "desesperado" a ninguna parte, tiene, por supuesto, un conocido protagonista muy, pero que muy aferrado a la materia densa de este mundo y que ha nutrido ni más ni menos que a la propia "personalidad humana", apoderándose de la mente y deseando substituir al Alma.  Sabéis a quien me refiero, no?  Claro:  al ego subjetivo y plural, autor de todos los desequilibrios y espejismos de nuestro mundo, por haberle sido dadas todas las "riendas" para que así fuese...

                                                                                       


El Alma que somos todos y cada uno, se está auto-restituyendo y como se ha dicho infinidad de veces, ahora es el momento más óptimo (pues el Ciclo Solar sigue energizando todo) y nos recuerda amorosamente aquello que ya sabemos y que guardamos en la memoria cósmica, el compromiso dentro del ciclo terrestre en el que estamos inmersos, para proseguir conscientes el camino de ascenso hacia el hogar cósmico de orígen, al que pertenecemos, limpiando y serenando cada uno la propia mente para que el Alma con su precioso Intelecto la llene de pensamientos amorosos y de paz, de serenidad y altruismo, de libertad y respeto mutuo, de alegría y felicidad, de perdón y agradecimiento, de comprensión y tolerancia, de equilibrio y discernimiento, de luz y ternura, de entendimiento y saber, de humildad y sencillez, de verdad y sinceridad, de Consciencia Plena y Despierta...

Dejemos ahora nuestro cuerpo, por un rato, en esta densidad física, reposando muy relajadamente...  Nos concentramos en nuestra respiración: inhalar, retener por unos instantes, exhalar (varias veces)...  Hagámonos conscientes de nuestros órganos físicos maravillosos, en su perfección, en el torrente sanguíneo precioso y lleno de VIDA, en todas las células, precisas, luminosas y sabias en su contenido...   Por unos instantes sentimos la vibración de esta globalidad corpórea tan perfecta y agradecemos...  A continuación y en Consciencia de Alma nos elevamos vaporosos y livianos por encima de nuestro cuerpo físico, sintiéndonos flotar sobre la estancia, luminosos, alegres, elevándonos más y más por encima de los tejados de la ciudad, vemos el ir i venir de la gente, diminuta desde aquí, por calles y plazas...  El ruido de la ciudad se aleja rápidamente, mientras distinguimos la Tierra, nuestra amada Gaia, en toda su magnificencia y belleza multicolor...   Un SILENCIO especial nos envuelve mientras fluimos y fluimos por el espacio infinito, lleno de cuerpos de luz, planetas llenos de VIDA en su multidimensionalidad...  Dentro de este fluir nítido y amoroso, nos sentimos atraídos por un Punto de Luz mucho más luminoso que todos los demás, con una intensa coloración de tonos azulados-dorados-bermejos, su poderosa radiación nos acaricia, nos acoge y, de repente, nos encontramos como suspendidos en una estancia sin límites, en plena felicidad, por entre el ruido milagroso del SILENCIO que hace vívida nuestra conexión con el TODO, con la FUENTE INAGOTABLE...  Estamos en Casa, así lo sentimos, el Hogar Cósmico de Origen...   Inenarrable es la consciencia de conexión, indefinible el tiempo que no existe sino en un Eterno AHORA...  Finalmente y a incalculable velocidad, retornamos al cuerpo físico, siendo auténticas vivencias del Alma, para seguir fluyendo desde el ámbito físico, donde estamos...

           OM  SHANTI      NAMASTÉ     OM MANI PADME HUM     AUM       AMEN